Epílogo HDV – Mañana

¡Saludos a todos!

A lo largo de mañana 1/08/16 será el día en el que Hijos del verdugo llegue a su final. Espero que lo lean cuando puedan y con paciencia, no hay que atragantarse 🙂 Me siento bien al haber llegado hasta aquí y haber acabado a pesar de los inconvenientes, la dificultad, y el tiempo.

Soy consciente de que he tardado más de dos años en terminarla, pero eso es porque para mí es más que una simple historia y he querido ser cuidadoso con ella. No se trata más que de un borrador, pero le he dedicado muchas horas, estudio y dolores de cabeza también, ya que muchas situaciones en ella me han afectado para mal y también para bien. Mi objetivo ha sido reflejar la realidad de un solo individuo que, a voz de pronto, sería sencillo juzgar y rechazar. Rechazo los tabús con fiereza y ahí donde haya uno, yo romperé con él con mis historias aunque en algunos casos se me clasifique de defensor del diablo. Si mis lectores valoran eso, me siento realizado. Sean dos, tres, o uno.

Recibir comentarios ha sido primordial y un gran apoyo, ya que muchos, detallados, me han servido de ayuda para analizar a mis propios personajes y su manera de desenvolverse en el mundo. Espero que llegados a este punto, esté a la altura de las expectativas, aunque el final no guste a todos; pero si ese es el final, es porque no podría haber sido de otra forma.

Un saludo, nos leemos pronto.

Anuncios

4 respuestas a “Epílogo HDV – Mañana

  1. ****Alerta de Spoilers (Epílogo)*****

    Hola Abel:

    Acabo de terminar de leer el epílogo y la verdad es que en este momento tengo emociones encontradas. Por una parte, una profunda tristeza; no es fácil asimilar el destino de Kurt, al final fue víctima, una vez más, del odio y del prejuicio. Pero también, es difícil decirles adiós a los personajes a los que les he tomado tanto aprecio. Terminar de leer una historia que descubrí por casualidad hace más de un año y a la que he seguido con diligencia desde entonces, sin duda, dejará un hueco en mi vida por un tiempo; y es que no puedo expresar cuanto me ha marcado tu novela ni como ha influido en mi pensamiento y en mi perspectiva de la vida.
    Por otra parte, saber que Kurt pudo ser feliz (aunque por poco tiempo) me tranquiliza y trae una pequeña sonrisa a mi rostro. Desearía que su vida hubiese sido diferente, pero reconozco y acepto que la historia no hubiese podido haber terminado de otra forma, y aunque me duela un poco era lo correcto, dado la trama. Me consuela que Kurt y Klaus puedan volver a reencontrarse, esa es mi esperanza.
    Siento curiosidad por la última parte del epílogo, sin embargo, con quien habla Kurt ¿Un psicólogo anónimo o alguien que ya conocíamos?. Sea quien sea, aquella persona estuvo en contacto con la familia de Kurt después de su muerte, casi me atrevería a decir que era alguien cercano a la familia. Pero, también tengo otras preguntas y me gustaría que, por favor, me aclares…¿Por qué Kurt no le dijo a Klaus sobre su hijo con Anabelle? ¿Klaus leyo toda la historia contenida en lo papeles que dejo Kurt, es decir, el leyó todo lo que nosotros leímos? ¿Se enteró Klaus de las violaciones?¿Viktor supo alguna, vez la verdad sobre su concepción?. Me hubiese gustado conocer las reacciones de Klaus y del hijo francés de Kurt a lo contenido allí, y si este posteriormente se puso en contacto con sus hermanos alemanes.

    Te lo dicho en varias ocasiones Abel y hoy más que nunca estoy convencida de ello…has hecho un trabajo excepcional con esta novela. Tu dedicación se ha notado a lo largo de toda la historia, no solo en la revisión bibliográfica sino también en el sentimiento que imprimiste en cada escena, en las personalidades complejas y muy humanas de todos tus personajes, pero sobre todo en Kurt; ya que lograste transmitirle al lector todas las emociones que experimentaba el protagonista… y eso mi amigo no lo hace cualquiera. Mis más sinceras felicitaciones, siéntete orgulloso porque has creado una obra de arte que plasma todos los aspectos, buenos y malos de la humanidad.

    Ha sido un verdadero placer haber leído tu novela, como lectora te estoy realmente agradecida por haberla publicado libremente en la red; pues de otra forma nunca me hubiese topado con ella. Y aunque, a veces me desesperaba con los tiempos de espera para la próxima actualización, hoy puedo decir que ha valido completamente la pena… Mil Gracias por tu esfuerzo y constancia al escribirla.

    Te animo a que continúes con las novelas históricas, pues se te dan muy bien, tienes talento para ello. Por cierto… ya he votado en tu encuesta.
    Me encantaría, en un futuro, leer una historia escrita por ti y ambientada en el mundo de la mafia italiana jajajaja. Sin duda, en mi tendrás una fiel lectora; pues te has ganado mi respeto y admiración como escritor.

    Un fuerte abrazo Abel y nuevamente… ¡Muchas Gracias!

    Att. Any_drarry

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Any_darry, muchísimas gracias por tus palabras. Para mí es un gusto lo que dices, ya que efectivamente he invertido mucho en esta historia que, aunque deberá ser perfilada y mejorada en un futuro, ha sido parte de mí casi como un hijo y todo lo que eso conlleva. Desde el principio quise conseguir en quienes me llegaran a leer lo que aseguras he conseguido en ti, así que me he quedado un poco sin palabras y muy emocionado ante tu reconocimiento, gracias por tomarte tu tiempo para leer mi historia y dedicarme este comentario.
      Con respecto a la última parte del epílogo, el narrador siempre fue una incógnita y quise que lo siguiera siendo. Quise hacer este juego e intercambio en la narración para equipararlo y trasladar la figura del lector dentro de la historia. Podría decirse que es un personaje omnipresente, con la diferencia de que lo sabe todo porque se lo han contado, como el que lee u oye un chisme. Todo lo que puedo decirte de él está en el epílogo. Puedo confirmar que se trata de un psicólogo o psiquiatra y que, a raíz de su interés por el caso, se puso en contacto con los familiares de su paciente llegando a interactuar con ellos para conocer más con la misma curiosidad que tendría un espectador. De otra forma, la novela habría terminado con la última sesión de Kurt y no se hubiera sabido nada más.
      Kurt no le contó a Klaus lo de su hijo con Anabelle porque posiblemente no lo vio necesario, seguramente lo habría hecho en el momento en el que consiguiera mantener el contacto. Tampoco vio necesario hablar sobre lo que había visto en la guerra, ni sobre los asesinatos, ni sobre las violaciones; por vergüenza, por el dolor que reconocer todo esto aún le ocasionaba años después. Nunca contó nada sobre la tortura a la que le sometió aquel batallón enemigo en el cuarenta y tres, ni le contó a su hijo Viktor el origen de su concepción; por el mismo motivo y porque nadie le preguntó. El pasado estaba cargado de dolor y nadie quiso sacarlo a relucir. Kurt vivió con todo ello dentro hasta que temeroso de morir sin haberlo reconocido todo, se lo confesó todo al personaje omnipresente, convertido posteriormente en narrador.
      Lo que Klaus encontró no fue lo mismo que ha estado relatando Kurt, no encontró un diario de confesiones, sino páginas donde manifestaba diferentes sentimientos, de arrepentimiento, de alegría, de tristeza, de búsqueda del perdón, e inseguridades debido a sus actos del pasado; pero escritos por alguien que se escribe a sí mismo, sin especificar a qué se refería exactamente. Klaus pensó que esto decía mucho de Kurt y se lo entregó a su hijo francés, que no pudo conocerle. Pensó que Kurt lo habría querido y así lo hizo. Las reacciones al contenido habrían dependido de la interpretación de aquellas notas, que como digo, no confesaban, ni relataban nada salvo sentimientos y emociones puntuales relacionadas con el pasado y el presente. El hijo de Anabelle quería mantener el contacto con su padre, solo así lo habría mantenido también con sus hermanos. Con el fallecimiento de su progenitor, no quiso hacerlo. No sintió la necesidad, su necesidad era conocer a su padre y perdió la oportunidad. Ya tenía su vida resuelta y no quiso importunar a nadie.
      Más gracias te doy yo a ti por haber leído y valorar la novela tal y como lo has hecho, por haberla comprendido tal y como quería que lo hicieran, por tu constancia al leerla. Te agradezco que no la hayas abandonado. Espero haber resuelto tu curiosidad, si no es así puedes escribirme a mi correo electrónico y encantado te contestaré por privado pues no quería alargarme demasiado en el comentario (y ya está muy largo).
      Ciertamente las novelas históricas me gustan mucho, ¡tomaré en cuenta tu consejo! La mafia es un tema que sin duda abordaré, ignoro si la italiana o la rusa, pero alguna caerá. Nuevamente gracias por tus palabras, me han alegrado el corazón y animado a seguir. Un abrazo 🙂

      ¡Y me olvidaba! ¡Gracias por votar! 😀

      Me gusta

  2. Buenas noches, Abel.
    Me he pasado en esta madrugada desde otro continente, otra tierra, otra vida, a saludarte y agradecerte profundamente. Terminé tu historia hace ya más de doce horas y aún sigo pensando en ella: has logrado trasmitir con una fidelidad enorme, la naturaleza dual del ser humano. Una que en la mayoría de las letras (los recuerdos, el vox populi y miles de etc.) se ignora, como si no fuera algo que todos poseemos, como si todos prefirieran creer y acentuar solo la cara más bonita, como si los contextos no hicieran mella en todos nosotros. Hay tantas cosas que quisiera decirte, que solo las puedo resumir en: sigue escribiendo, por favor. Sigue regalándonos esta mezcla de emociones ante tu talento.
    Algo que me ha quedado prendado en la mente, es la palabra CONSECUENTE: lo has sido. Me bastó solo unos capítulos para vislumbrar como proseguiría y acabaría, no porque hayas sido predecible, sino porque entendí que exponías con fidelidad. Y los amé. Humanos, carnales, consecuentes, a cada uno de tus personajes. Créeme cuando te digo que plasmaste la oscuridad, la contradicción, hermosa y desnuda, de una época de nuestra historia de la cual he leído sin descanso, sin prejuicio y sin tabú, tratando de entender cómo surgió, se desarrolló, termino y (sobre todo) como afecto cada etapa a las diferentes regiones. Desde todos los lados y bajo varios prismas. He notado el trabajo que has puesto en buscar información y lo detallista que has sido sobre la época. Absolutamente todo demuestra dedicación, la forma de transmitir las emociones y los cambios de los personajes siempre en relación a lo que acontecía como participes de esa etapa, sin dejar de lado sus personalidades y los conflictos de sus caminos y madurez… Profundos y auténticos. Gracias, tengo tanto que quiero decirte que solo me sale eso. Gracias, Abel.
    Solo agregaré que me he despedido de ellos escuchando Edith Piaf de fondo, llorando ante su voz y guardándolos en mi corazón.
    Un gran abrazo a la distancia.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Buena noches!
      Pues yo te agradezco mucho que me dediques este momento de tu valioso tiempo 🙂 para dedicarme esas palabras tan bonitas. Lo cierto es que yo tampoco puedo dejar de pensar en ella, después de casi cinco años escribiéndola (lo he contado bien y sí que son casi, casi, cinco años). He hecho todo lo que he podido a lo largo del tiempo invertido en ella y agradezco tu reconocimiento y tu apoyo. No te preocupes, seguiré escribiendo, creo que no podría dejarlo.

      No puedo expresar fielmente y acorde con mis sentimientos la emoción que me transmite tu mensaje, pero que sepas que estoy emocionado ya que como bien has advertido, he tratado siempre de retratar la época, los personajes, la historia, con realismo. Algo que sinceramente no es nada fácil, razón principal por la que me he pasado tantísimo tiempo escribiéndola. Por ello me emociona que lectores como tú reconozcan mi esfuerzo y dedicación.

      Edith Piaf, merveilleuse 😀 La verdad es que la música es una forma muy buena de inspiración, la he usado mucho para inspirarme, junto con otras herramientas de apoyo. Yo creo que la música es uno de los reflejos del alma más certeros, o al menos puede ser utilizado para ese fin. Sin duda, con una banda sonora de calidad (que puede hacerse uno mismo con las canciones que crea conveniente) una historia adquiere un sentimiento y cúmulos de emociones doble.

      Nuevamente gracias por leer mi historia y dedicarme este comentario.
      Un abrazo y espero leerte en algún otro momento.
      ¡Salud!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s